NO TE MUERAS CON TUS MUERTOS

No te mueras con tus muertos. Respetar sus destinos y honrar sus vidas, dejarlos ir en paz es sentirse muy vivos. Ellos son los que necesitan que estemos conectados con la vida. Cuanto más vivo estás, más en paz estarán tus muertos. Dedícales un logro o un tiempo de alivio. Dedícales una sonrisa, después de…